Saludos

Escapadas

El Encuadernador, El Jefe, El Dibujante, y La Chica.

 

Hola a todos:

 

Ante todo, tengo el inmenso placer de mostrarles hasta donde ha llegado, de momento, la Revista Trotamundos, nuestra/vuestra revista. Todo un premio en una gala de premiados, de grandes estrellas, de personajes, de personalidades, etc. Allí estábamos nosotros, como en la canción: “En tu fiesta me colé, coca-cola para todos, y algo de comer...” Y mira por donde, posamos con la Estrella de la Gala, y con el premio que entregaron a la jefa de “Juntos Podemos”, María Castro, que tan amablemente nos prestó para la ocasión. En cierta manera, aunque María fue una de las galardonadas como Gallegos del Año (2012), es como si, en parte, lo hubiéramos recibido nosotros, por la gran vinculación que existe entre la revista y “Juntos Podemos”. Con todo los respetos, y con agrado, la portada de este número va dedicada a todos vosotros, que sois el motor de la revista, la razón por la que existe. Aunque son nuestros caretos los que salen en la foto, en las manos, en nuestro corazón, y en nosotros mismos, esta la presencia de todos ustedes. En la fiesta se coló “El Encuadernador, El Jefe, El Dibujante, y La Chica”, y de ellos dijeron: “La revista Trotamundos posando con la estrella de la Gala, la gaitera internacional Cristina Pato” ¡Je! Lo dicho. Todo un lujo. A ver si nos podemos colar en otra gala y conseguimos brillar en el firmamento con luz propia junto a las grandes estrellas.

 

Entre otras cosas, también tengo el placer de anunciarles que la Revista Trotamundos tiene, por fin, su propia web, su propio espacio en la red, su propia opinión, vuestra espacio y lugar donde leer la revista, y escribir, opinar, quejarse, expresarse... La web Trotamundos sera la extensión de la revista en papel, al formato digital. Una forma dinámica de leer, escuchar y ver la revista con los adelantos digitales de los que se disfruta hoy en día. La extensión ideal, y crecimiento de la revista, porque en ella seguiremos extendiendo los contenidos de la revista para su agrado, disfrute, reflexión, queja u opinión. No dejes de visitar tu web de la revista en:

 

Seattle.

 

Seattle ofrece una gran variedad de atractivos turísticos. Cuenta con uno de los mejores acuarios y uno de los zoos más modernos de EEUU. Y ningún turista puede dejar de pasarse por le Pike Place, un mercado con vistas a la espectacular Bahía Elliott que destaca por sus frutas, verduras y flores frescas.

 Otra cosa ineludible es la visita a los alrededores de Seattle. La Península Olímpica, los parques nacionales Olímpico o el Monte Rainier os agotarán la tarjeta de la cámara fotográfica. Y a pocas horas en barco se puede llegar uno hasta el Archipiélago San Juan, donde se pueden ver ballenas, focas y otras maravillas de los lugares vírgenes.

Incluso geográficamente Seattle es un lugar privilegiado. Su centro lo ocupa el lago Unión, que los habitantes de la ciudad han convertido en un lugar de ocio. El kayak es muy popular en los meses de verano y en él se realiza todos los años un famoso festival para barcos de madera.

No se si alguún día nos podremos permitir el lujo, o tener el privilegio, o la suerte, de visitar esa ciudad y esos lugares, pero mientras tanto, no nos queda otra que visitarla así, por internet, revista, etc.

Feliz año 2013 y hasta la próxima escapada.

 

  • El Artesano Callejero

    Don Rafael Villa Martínez de la Vega, tallador de maderas antiguas.

    Hace unos 25 años, en un año sabático que me tome, marché a París, y conocí a unos de los jefes de restauradores de Louvre de París, el señor Jain Pierre de Grimal, el cual me propuso realizar un cursillo de restauración de madera de piezas del siglo XII, XIV y XV. El resultado fue que durante 10 años de mi vida, a modo personal, me dedique a efectuar restauraciones de tallas en madera, especializándome en miniaturas de madera.

     

    A a partir de ahí comencé a tallar de un modo más profesional la madera, extrayendo de ella figuras con diseños personales.

    Para la talla de estas figuras en madera, utilizo una técnica muy antigua que se basa en el bruñido de la madera como técnica de finalización de la misma. Esta técnica consiste en una vez finalizada la talla, se procede a lucirla con huesos. Dependiendo de la madera, se utilizan huesos de corzo, de pollo, de jabalí, de cerdo, etc, siendo hueso de costilla de estos animales, el que nos permite por su forma, abarcar la mayor parte de la pieza. La madera que utilizo en las tallas requiere tener más de cien años de antigüedad, para que haya perdido todo el contenido acuoso y poder aplicar la técnica de bruñido con hueso sobre ella.

     

    Esta madera no se consigue así como así. Suelo comprarla de retazos de madera de muebles antiguos que los restauradores de muebles desechan por no poder recuperarlos. Las partes que se conservan en buen estado, sin polilla, o carcoma, el restaurador las cortan y las trata, apartándolas. Ese es el producto que yo y cualquier restaurador de pieza antigua de madera compra para elaborar su trabajo. En ocasiones, trozos más grandes de esos retazos, pago por ellos entre 80 y 100 euros (madera de caoba, oliva, naranjo, roble y peral, aunque talla de peral es muy poca). Quiero destacar que solo quedamos utilizando estas técnicas cuatro artesanos en toda Europa (Un belga, un danes, un italiano, y un español, (yo).

    El bruñido con estos huesos de las costillas de los animales antes mencionados, consigue que la madera se endurezca por presión, salga a la superficie la resina natural y el aceite de la propia madera que, al friccionarlo, cristaliza, dándole el acabado a la pieza, asemejándose a un barnizado, pero que nada tiene que ver con el mismo.

    Las circunstancias de la vida, me llevaron a la calle, pero gracias a este conocimiento, llevo unos tres años subsistiendo dignamente.

    En la calle realmente solo estoy el tiempo de venta, y cuando, si no es malo, me lo permite. Por regla genera, me recojo a principios de noviembre en un pequeño local alquilado en Oviedo, alquiler que pago con los fondos que consigo durante la campaña de venta callejera. Una medida que siempre tomo cuando llego a cualquier ciudad es solicitar al concejal de cultura un permiso para poder tallar y exponer mis obras en la calle, evitando de esta manera problemas y contratiempos con las autoridades. Normalmente me permiten exponer y trabajar en zonas muy interesantes para mi, y para el turista, posibles clientes, que visitan la ciudad.

     

    Personalmente, hay temporadas buenas y malas, como a todos, pero en la media de lo posible me permiten subsistir dignamente, costearme los desplazamientos a otras ciudades, comer, dormir en ocasiones en pensiones, gastos normales (tabaco, desayuno, algunas comidas, etc), y sobre todo y principalmente, sin mendigar, evitando dañar mi autoestima y realizándome, a pesar de las circunstancias y tiempos que corremos, en mi trabajo, puesto que esto lo asumo como un trabajo, ya que le dedico entre seis y ocho horas diarias

     

     

     Rafael Villa Martínez

    de la Vega

    “EL ARTESANO CALLEJERO”.

     

  • Miguel Cáceres

    Distintas vistas de la Darsena Juan XXIII, realizadas con el programa de arquitéctura SkeychUp, gratituito y disponible en la web, en modelado de 3 dimensiones, por Miguel. Lugar, que hoy, por hoy, es su casa, donde duerme...

    Hola, mi nombre es Miguel Cáceres:

     

    Actualmente vivo en la calle, los días los paso entre la calle y las instituciones de caridad. Cuando llega la noche, me esperan las frías piedras de la Casa Grande, como suelo mencionar a nuestro hogar, la Dársena de Juan XXIII. Allí, otros como yo, dormimos al amparo de un pequeño voladero de cemento, que nos hace de tejado, y el duro suelo como lecho. Y así voy llevando mi vida.

    Mi ti tiempo libre, que es mucho, porque actualmente estoy sin trabajo, lo ocupo con algunos cursos formativos de inglés, de informática, etc que suelen impartirse de forma gratuita en el Albergue Juan XXIII. También dedico mi tiempo a ofrecer mi ayuda desinteresadamente, a quien la necesite. Pienso que es la mejor manera de aprovechar esa gran cantidad de tiempo disponible, que por suerte o desgracia, disponemos.

    Aprovechando mis conocimientos y estudios de dibujo arquitectónico y diseño, y los ordenadores que hay en el Albergue, y también en el Vieiro, que están a disposición de los muchos trotamundos que frecuentamos estos lugares, voy repasando y practicando esos conocimientos, para no olvidarlos, y seguir formándome autodidactamente con los medios de los que dispongo al alcance de mis posibilidades.

    Y estos conocimientos son los que actualmente me pueden salvar, ser mi bote de salvación. Por mi carácter, no se pedir como otras personas que viven de ello, y me resulta muy difícil el mendigar. Prefiero trabajar, no perder lo que sé, y si puede ser, vivir de ello. Gracias a esto y a las buenas relaciones que se mantienen en el albergue, se interesaron por mi trabajo. Parece un sueño, pero por lo menos mis conocimientos y experiencias me sirven de algo. Actualmente sigo viviendo en la calle, duermo en la Dasena, y sigo con lo mió, pero con una diferencia: por lo menos los de la Revista Trotamundos me ofrecen una posibilidad de escapar de este oscuro túnel con la ayuda de mis sueños y conocimientos como dibujante arquitectónico y diseñador.

     

    Gracias a todos los que queréis creer en mí, a pesar de la situación en la que me encuentro hoy en día tanto moral, como económicamente, y a todos los que me conocen, sabiendo de mi situación, y hacen algo por mí.

     

  • El Meigo y El Camino

    En términos militares antiguos “cerrar” significaba “acometer”. Es decir, avanzar, adelantar, abrirse paso por en medio de los escuadrones enemigos, y de las dificultades hostiles. Que es lo que hizo España, abrir puertas al mundo, derribar las columnas de los océanos y dilatar los horizontes de la gloria y cultura hasta el infinito.

     

    Ahora imaginemos a los grupos de peregrinos llegando al término de su largo y difícil viaje. Hoy las agencias de turismo transportan a cualquiera, sin dificultad, ni riesgo a los más remotos lugares; se puede ir a Egipto en un lujoso paquebote, cruzar el Atlántico en un confortable dirigible y llegar al Círculo Polar sin perder ninguna de las comodidades de una refinada civilización.

    Pero en el siglo XII, los medios de transporte se reducían a caballo, carro, o las propias piernas, que era lo más habitual. Las fatigas, las molestias y los peligros eran numerosos. Así era también la compensación. El placer de la llegada excedía al que nosotros, viciosos del confort y de la velocidad, podemos sentir en nuestros viajes caprichosos.

     

    Y es que para los peregrinos de Santiago existía sobre todo la emoción religiosa, el patetismo de los votos y promesas, y la expectación del milagro inminente. Toda la ciudad la veían a través de la fe, y todo les parecía santificado y magnifico. La ciudad de Compostela, por otra parte, palpitaba entonces con una animación extraordinaria, henchidas sus calles de extranjeros que hablaban todos los lenguajes imaginables, y ofreciendo el aspecto de una feria universal.

     

    Ved como describe el Código Calixtinus la parte de la catedral llamada El Paraíso : “Después de la fuente está la Lonja, como dijimos, hecha con pavimento de piedra en la que venden a los peregrinos insignias del Apóstol, conchas, botas de vino, zapatos, morrales de piel cervina, bolsos, correas, cinturones y todo genero de hierbas medicinales y demás afeites. Y hay allí otras muchas cosas para vender. Los cambistas, los hospederos y los demás mercaderes están en la Vía Francígena. Este paraíso es tan grande  como un tiro de piedra en uno y otro sentidos...”

    En cuanto a la dignidad “Según se dice hay en esta iglesia setenta y dos canónigos, por el número de los setenta y dos discípulos de Cristo, y en el altar de Santiago nadie puede celebrar misa si no es Obispo o Arzobispo, o Papa o Cardenal de la misma iglesia, pues suele haber en esta Basílica siete Cardenales...”

    Muchas más revelaciones curiosas podríamos entresacar de este “Baldeker” de la Edad Media escrito por el Papa francés Calixto II.

     

    Terminemos haciendo una confesión puramente gratuita que es la siguiente: “Con que gusto renunciaríamos a los servicios de la agencia Coo´K, si nos otorgasen en cambio la facultad de trasladarnos al fondo del siglo XII, para ir de turistas aventureros marchando pintoríscamente por el emocionante Camino de Santiago.

POSTERS

REVISTAS

Trotas and Stones

Boca Negra

Comentarios y Sugerencias

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

Números Revistas Trotamundos

Inicio

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20